El paso del tiempo no parece ir solucionando los problemas de congestión que viven los principales puertos de los Estados Unidos para la importanción de mercancía contenerizada desde hace meses.

Esta semana parece que la situación de colapso y acumulación de portacontenedores que esperan para descargar en los enclaves californianos se ha trasladado también a la costa este del país.

En este sentido, el Wall Street Journal reporta que en las últimas semanas se han registrado entre veinte y 26 buques esperando en la costa para poder acceder a puertos de la fachada oriental de los Estados Unidos. En concreto, se han registrado hasta veinte portacontenedores aguardando para acceder a las instalaciones del enclave de Savannah, ubicado en Georgia y que constituye el cuarto del país por tráfico de contenedores.

Al tiempo, otros 66 portacontenedores acumulan retrasos en los puertos de California esta semana.

En ambos casos, las instalaciones y el transporte terrestre no son capaces de reducir la congestión y devolver cierta normalidad a los circuitos que enlazan las dos costas de los Estados Unidos con Asia, con lo que los servicios con Europa también quedan afectados.

Es más, con el incremento de la demanda de cara al pico estacional que se abre en el país con el Día de Acción de Gracias y el ‘Black Friday’, para culminar en la Navidad parece que se está agravando la situación, sobre todo con empresas que intentan acumular stock para evitar desabastecimientos, en la medida de lo posible, de cara a la época de mayor consumo del año.