El sector inmologístico español ha alcanzado un nivel de contratación de 670.000 m² en el primer trimestre, lo que supone un aumento del 134%, según datos de CBRE.

La Zona Centro ha registrado una contratación de 345.000 m², de los que 187.000 m² corresponden a contratación neta. Esta cifra, la segunda más alta de la última década, supone un ascenso del 167%, estando vinculado más del 70% de la contratación a alquileres de producto construido a riesgo.

Entre las principales operaciones, cabe destacar el alquiler de 86.000 m2 de Carreras en Illescas y el alquiler de Kiboko de una nave de 48.000 m2 en Ontígola.

Por su parte, la contratación logística ha llegado en Cataluña a los 253.000 m², de los que que 215.000 m² corresponden a contratación neta. Esto supone un incremento del 133% respecto a los 108.900 m² de 2020, destacando el aumento de la demanda vinculada al e-commerce, que abarca el 78% de las transacciones.

En cuanto a la renta prime, se ha mantenido en los 7 euros/m²/mes, con tendencia a la estabilidad en los próximos meses. Entre las principales operaciones, destaca el alquiler de un llave en mano de 140.000 m² por parte de un operador de e-commerce en El Far D’Empordà y el arrendamiento de 28.000 m² por parte de Aosom en Valls.

Respecto a Valencia, la contratación se ha situado en 32.000 m2, un 17% menos que en el mismo periodo de 2020, pues a pesar de la elevada demanda, hay operaciones en curso que se cerrarán ya en el segundo trimestre. De las correspondientes a los tres primeros meses del año, destaca la venta de una nave logística de 20.000 m2 a Aldi.

Zaragoza, Sevilla, Málaga y Bilbao

Mientras, en Zaragoza se han registrado 18.000 m² de contratación, muy por encima de los 4.000 m² del ejercicio anterior. Una de las operaciones más llamativas ha sido el arrendamiento por parte de Decoexsa de una nave de 5.000 m2 en Plaza.

En otras ciudades, como Sevilla y Málaga, continúa habiendo demanda, pero se han cerrado pocas operaciones por la falta de producto. En la primera, la contratación ha alcanzado 6.000 m2, cerca de la mitad de la cifra de 2020, de los que 4.000 m² corresponden al alquiler de una nave en Sevilla por parte de CTT.

En Málaga, la escasez de oferta de calidad está condicionando la contratación, habiéndose registrado únicamente una transacción de 14.000 m², por parte de un operador de e-commerce.

Por último, en el mercado de Bilbao no ha habido grandes variaciones, habiéndose registrado cerca de 2.000 m2 de contratación. Desde CBRE, perciben una demanda activa en cuanto a naves de cross-docking y superficies de más de 5.000 m2 de uso industrial.

Inversión

En cuanto a inversión, en el primer trimestre el volumen ha alcanzado los 139,9 millones de euros, lo que supone un descenso del 65%. No obstante, hay muchísimo apetito por parte de los inversores y muchas operaciones que empezaron a gestarse en 2020 continúan su curso, por lo que se espera que el volumen aumente en el segundo trimestre.

Destaca la compra de activos del portfolio Soko por parte de Clarion Gramercy por 44 millones y la adquisición de una nave en el polígono de Malpica, en Zaragoza, por parte de Kefren Capital Real Estate y Tristan Capital.

Respecto a las rentabilidades prime, se sitúan en el 4,75% tanto en la Zona Centro como en Cataluña, si bien la elevada presión compradora que se espera se reflejará en una mayor compresión a lo largo del año.