El sector inmologístico español ha registrado hasta marzo de 2020 una contratación de 288.000 m² en la Zona Centro, Cataluña, Valencia, Zaragoza y Sevilla, según datos de CBRE. Esta cifra supone un descenso del 38% respecto a la alcanzada en el mismo periodo de 2019.

En concreto, en la Zona Centro la contratación ha sido de 129.000 m², de los que 121.000 m² han sido contratación neta. El total de la contratación se ha englobado dentro de los ejes A-2, A-3 y A-4, lo que supone un ascenso del 75%.

La mayor parte de las transacciones corresponden a ampliaciones de superficie. El área de distribución regional fue la que alcanzó la mayor contratación, con 85.000 m² debido a una operación de ampliación de 75.000 m² relacionada con el e-commerce en Alcalá de Henares. También destaca el alquiler por parte de Liqui-Box de una nave de 13.300 m² en la zona de Vicálvaro.

Por su parte, Cataluña ha alcanzado una contratación de 108.900 m², de los que 54.000 m2 han sido contratación neta. La cifra total supone un descenso del 50% respecto a 2019, aunque si no se tuvieran en cuenta los alquileres de Decathlon con 96.000 m² y DSV con 46.000 m², la contratación habría aumentado un 48%.

El segundo arco es el que ha registrado la mayor parte de la actividad, con 64.700 m2. Entre las operaciones más destacadas, se encuentran la ampliación por parte de ID Logistics de 20.000 m² en Vila-Rodona, y la ampliación de 7.250 m2 de Kuehne + Nagel en Sant Esteve Sesrovires.

Respecto a la renta prime, se mantiene respecto al cierre de 2019 tanto en la Zona Centro como en Cataluña en los 5,50 euros/m2/mes y en los 7,00 euros/m2/mes respectivamente. Se prevé que ambas permanezcan estables en los próximos meses.

En el resto de España, destaca Valencia con 27.400 m², mientras que Sevilla y Zaragoza han llegado a los 18.450 m² y 4.250 m² respectivamente. Entre las operaciones más importantes se encuentra la nave logística de 17.000 mpara Hefame en Ribarroja, el alquiler de una nave de 5.750 m2 por Alpha en Dos Hermanas y el arrendamiento por parte de Bancale de una nave de 3.000 m2 en PlaZa.

Inversión

Por la parte de inversión, en el primer trimestre se ha alcanzado un volumen de 390 millones de euros, algo más del doble de la cifra alcanzada en el mismo periodo del año anterior, gracias a la compra de activos de los portfolios Mercury y Koning, que ha supuesto el 62% del total de la inversión realizada.

Además de los portfolios mencionados, destaca la compra por parte de Barings de cuatro naves en Algete por 42,8 millones de euros y la compra por parte de Exeter Property Group de una nave de 9.760 m² en el Pla de Santa María, en Tarragona. Las rentabilidades prime, han seguido comprimiéndose respecto a finales de 2019 y se sitúan en el 5% tanto en la Zona Centro como en Cataluña, con una posible tendencia de subida de 0,25 puntos en los próximos meses.