plataforma-mediamarkt-pinto

Entre las operaciones destacadas de la zona centro, se encuentra el alquiler de una nave en Pinto por Media Markt.

La contratación en el sector inmologístico español ha alcanzado los 1.190.000 m² hasta septiembre de 2019, lo que implica un descenso del 14%. En la zona centro ha llegado a los 432.000 m², lo que supone un descenso del 31%, según los datos de CBRE, principalmente por la escasa actividad del primer semestre, aunque para finales de año se espera llegar a los 550.000 o 600.000 m².

De la cifra total registrada, el 40%, unos 172.000 m², corresponden a contratación neta. Prácticamente todas las operaciones se enmarcan en los ejes A-2 y A-4, dependiendo el 51% de la superficie contratada de proyectos llave en mano o de pre-alquiler. La renta prime se sitúa en los 5,50 euros/m2/mes.

En cuanto a Cataluña, la contratación ha llegado a los 468.000 m2, un 3% menos que en 2018. Alrededor de 316.000 m2 han sido contratación neta y el 58% se ha registrado en la segunda corona, dependiendo el 60% de proyectos llave en mano o pre-alquiler. La renta prime se mantiene en los 7,00 euros/m2/mes.

Entre las principales operaciones en el centro del país, destaca el llave en mano de 98.000 m² alquilado a Carrefour en Azuqueca de Henares y el alquiler de 30.000 m² en Pinto por Media Markt. En Cataluña, conviene señalar el llave en mano de 96.000 m² para Decathlon en el Prat de Llobregat, y el de 46.000 m² alquilado por DSV en Molins de Rei.

Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga y Bilbao

El resto de plazas logísticas han registrado 290.000 m² de contratación, de los que 233.000 m² corresponden a Valencia, que ha anotado un crecimiento del 36%. Entre las operaciones más importantes, se encuentran dos llaves en mano de 59.000 m² y 53.000 m² alquilados a Conforama y Jysk en Liria y Cheste, además de 35.000 m² arrendados por parte de Dascher en Ribarroja.

Zaragoza ha alcanzado los 35.000 m² de contratación logística, destacando el llave en mano de 18.000 m² de VGP para Cotrali, en PlaZa. Sevilla y Málaga han tenido un bajo nivel de actividad logística, pues la primera solamente ha alcanzado los 10.000 m² y en la segunda no se ha registrado actividad. Bilbao, por su parte, se ha acercado a los 11.000 m² con varias operaciones por debajo de los 3.000 m².

Por la parte de inversión, en los primeros nueve meses del año se ha alcanzado un volumen de 1.302 millones de euros, si bien el 42% está relacionado con la compra de activos de los portfolios Magna, Columbus y Pulsar. Para finales de año, se esperan cifras récord debido a la gran cantidad de inversores y su liquidez, que les está llevando a invertir tanto en naves para la última milla como en grandes plataformas.