En el primer semestre de 2018, la contratación logística en España ha alcanzado los 1.041.000 m², incluyendo Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga, Bilbao y Palma, además de los dos focos logísticos del país, Madrid y Barcelona, según datos de la consultora CBRE.

En concreto, Madrid ha registrado una contratación de 447.000 m², lo que supone un incremento de la actividad del 12% con respecto a 2017. Cerca del 50% corresponde a naves por encima de los 20.000 m², todas ellas relacionadas con los sectores 3PL, e-commerce, transporte y distribución.

Por su parte, en Barcelona la contratación ha llegado a los 384.000 m², superando en un 62% la cifra registrada durante el ejercicio anterior. La falta de espacio disponible en el primer y segundo arco hace que la contratación dependa en parte de proyectos llave en mano o de pre-alquiler.

La renta prime tanto en Madrid como en Barcelona se mantiene en los 5,25 euros/m²/mes y los 6,75 euros/m²/mes respectivamente. Además, en otras ciudades españolas como Valencia o Sevilla se han contratado 138.000 m² y 28.000 m², respectivamente.

Entre las operaciones del primer semestre, destaca en Madrid el alquiler de tres llaves en mano propiedad de Montepino Logística, uno de 80.000 m² en Toledo alquilado a un operador relacionado con el e-commerce, otro alquilado por parte de Luis Simoes de 31.000 m² en Marchamalo, y uno de 22.000 m² alquilado a DSV en Cabanillas del Campo.

En Barcelona resaltan dos operaciones de alquiler en el sector e-commerce, de 48.000 m² y 28.000 m² situadas en Santa Oliva y Barberá del Valles, así como el alquiler de una nave de 49.000 m² en Abrera.

Oferta e inversión

En general, se ha reducido la oferta en el mercado español, lo que está propiciando nuevos desarrollos en Madrid y Barcelona. En ciudades como Valencia, Zaragoza y Málaga, acusan la falta de suelo disponible para nuevos proyectos, lo que exige la búsqueda de nuevas parcelas.

En cuanto a la inversión, en el primer semestre de 2018 se ha alcanzado un volumen de 705 millones de euros, un 6% más que en el mismo periodo de 2017, sin contar la operación de venta de activos por parte de Logicor en el segundo trimestre del ejercicio anterior.

Entre las principales operaciones, cabe señalar el portfolio Axiare adquirido por Colonial, así como la compra de la primera fase del proyecto M-40 en Villaverde por parte de Invesco por 80 millones de euros. Las rentabilidades prime siguen comprimiéndose, situándose en el 5,85% debido a la actividad compradora y la escasez de producto.