Si el tráfico aéreo de pasajeros no vuelve a la normalidad de cara a final de año, unos 193 aeropuertos europeos podrían entrar en una situación de insolvencia, que pondría en riesgo la continuidad de su negocio.

Así lo advierten desde ACI Europe, que recuerda que la amenaza de cierre llevaría a Europa ante la posibilidad de un colapso en su sistema de transporte, a menos que los gobiernos proporcionen a la industria el apoyo que necesita.

Solamente en el mes de septiembre, se ha reducido un 73% el tráfico de pasajeros en los aeropuertos europeos, en relación a las cifras de 2019. La pérdida de 172,5 millones de pasajeros en el noveno mes del año eleva la cantidad a 1.290 millones desde enero.

El mantenimiento de las restricciones al tráfico en la temporada de invierno ha empeorado las perspectivas, pues muchas compañías ya no tienen previsto ampliar su capacidad para el resto del año, o incluso para 2021.

Los aeropuertos que están enfrentando más problemas de insolvencia son fundamentalmente de ámbito regional, por lo que el efecto sobre el empleo y la economía de estas zonas sería devastador. El apoyo financiero de los gobiernos será crucial para evitar diferencias geográficas y mantener la cohesión social.

Hubs europeos

No obstante, los grandes hubs europeos tampoco son inmunes a los riesgos de crisis financiera, ya que han reducido al máximo sus costes y han recurrido a los mercados financieros para mantener sus balances y sostener sus planes de emergencia.

De hecho, los 20 principales han incurrido en una deuda adicional de 16.000 millones, el equivalente al 60% de sus ingresos en un año normal, a lo que se añaden los miles de despidos de trabajadores cualificados.

Por eso, desde ACI Europe piden que se realicen tests a los pasajeros de los vuelos, en lugar de obligar a realizar cuarentenas, una medida cuyo cumplimiento no se puede controlar fácilmente. Después de ocho meses de crisis, los aeropuertos europeos prácticamente han agotado su liquidez y sus ingresos siguen lejos de cubrir ni los costes operativos ni de capital.