puerto de alicante

La Diputación ha reservado 130.000 m² entre el Parque Empresarial de Elche y el puerto de Alicante.

La Diputación de Alicante ha reactivado el proyecto de la Zona Franca presentado hace un año con el fin de que el puerto alicantino disponga de un espacio libre de aranceles antes de que concluya la presente legislatura, según ha indicado el diario La Verdad.

De este modo, ha celebrado una Mesa Técnica con representantes políticos y representantes del entramado económico, empresarial, social y portuario para comenzar los trabajos. El primer paso será solicitar formalmente al Ministerio de Hacienda y el de Fomento el inicio del expediente para tramitar el proyecto, que permitirá un ahorro de 6,7 millones de euros al año en aranceles a las empresas instaladas.

A partir de ahí, un consorcio formado por instituciones y colectivos empresariales tendrá que cumplimentar todo el trámite administrativo para que el Gobierno otorgue este espacio económico.

La Diputación ha reservado 130.000 m² entre el Parque Empresarial de Elche y el puerto de Alicante para la delimitación de la Zona Franca, ampliables según la demanda. De esta manera, pretende aprovechar las sinergias con la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, el recinto ferial, el futuro Corredor Mediterráneo, el aeropuerto de Alicante-Elche y el parque industrial de Torrellano, en Elche.

El objetivo es constituir una de las áreas metropolitana más potentes del país, con una población conjunta de más de 600.000 personas entre las dos grandes localidades de la provincia, además de consolidar la economía, aumentar la competitividad, generar puestos de trabajo y economías de escala, y atraer a compañías con una fiscalidad incentivada.

Así, el informe de impacto económico de la Zona Franca, realizado por Ineca, refleja que podrían crearse unos 80.000 puestos de trabajo en los próximos 10 años, de manera directa e indirecta. Asimismo, se elevará la facturación directa hasta los 1.225 millones de euros.