trafico aereo en el aeropuerto de Madrid Barajas

La reducción de las tasas aeroportuarias permitirá mejorar la competitividad de los aeropuertos españoles.

Resolución de la Dirección General de Aviación Civil por la se aprueba el DORA 2017-2021que se puede descargar en este enlace(disponible en formato pdf, de 115 páginas y 4,6 Mb).

La Dirección General de Aviación Civil ha publicado en el BOE del lunes 27 de febrero de 2017 la resolución por la que somete a información pública la aprobación del Documento de Regulación Aeroportuaria 2017-2021.

Se trata de un instrumento básico para lograr una red de aeropuertos eficiente, de calidad y competitiva, a través del establecimiento de unas condiciones mínimas para garantizar la accesibilidad, suficiencia e idoneidad de las infraestructuras aeroportuarias, así como la sostenibilidad económica de la red y la adecuada prestación de los servicios aeroportuarios básicos.

Así, el DORA fija por periodos quinquenales los estándares de capacidad y calidad de las instalaciones aeroportuarias, las condiciones mínimas de servicio, las inversiones previstas y la senda tarifaria, con el fin de garantizar la recuperación de los costes que espera el operador por la prestación de este tipo de servicios.

Reducción de un 2,2% en las tarifas aeroportuarias

El pasado 27 de enero, el Ministerio de Fomento aprobó el documento, en el que se recogía una reducción de las tarifas aeroportuarias de un 2,2% anual en los próximos cinco años, hasta acumular una rebaja de casi un 11% en 2021.

La reducción, que ya había sido anunciada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado martes 25 de enero, permitirá mejorar la competitividad de los aeropuertos españoles, haciéndolos más atractivos internacionalmente, según ha señalado el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna.

Conviene destacar que esta rebaja, supera la propuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que había solicitado una reducción de las tasas del 2,02%, pero no alcanza la reclamada por las asociaciones aéreas, que abogaban por una disminución del 2,59% anual. Aena, por su parte, había propuesto la congelación de las tarifas.

La bajada supondrá que Aena pierda unos ingresos regulados que rondarían los 850 millones de euros. Por su parte, la inversión propuesta por la empresa pública para el periodo 2017-2021 se ha cifrado en 2.646 millones de euros, de los que 2.185 millones de euros estarían vinculados a inversiones reguladas.

De esta forma, la inversión anual se situaría en 530 millones de euros y la de la actividad regulada se situará en torno a los 437 millones de euros por ejercicio.