Las ventas de Amazon hasta septiembre de 2016 ascienden a 92.246 millones de dólares (83.180 millones de euros), en la suma de todas sus unidades de negocio y en todo el mundo. Estos ingresos suponen un 29,45% más que los obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Entre ambos periodos, los gastos operativos de la compañía también han aumentado, aunque en menor medida. En concreto, han incrementado un 27,17% hasta los 87.094 millones de dólares (78.535 millones de euros).

Ante tal volumen de facturación, la diferencia de más de dos puntos porcentuales en el crecimiento de ingresos y costes se traduce en un crecimiento del 160% en el beneficio operativo, que pasa de los 1.124 millones de dólares (1.013 millones de euros) de los nueve primeros meses de 2015 a los 2.931 millones de dólares (2.642 millones de euros) en el mismo periodo del presente ejercicio.

Este aumento ha propiciado que el beneficio neto de la compañía se haya multiplicado por 15 entre ambos periodos hasta los 1.622 millones de dólares (1.438 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2016.

Pérdidas a nivel internacional

Al igual que sucedió en 2015, el impulso de la compañía viene motivado por el negocio en Norteamérica y la división Amazon Web Services, ya que los gastos de explotación del e-tailer en otros mercados son superiores a los ingresos por las ventas.

En concreto, los gastos operativos de Amazon en el negocio internacional se elevan hasta los 30.242 millones de dólares (27.200 millones de euros), y superan en 223 millones de dólares a las ventas cosechadas: 30.019 millones de dólares (26.999 millones de euros). Estas, por otro lado, suponen un 27,3% más que las del mismo periodo de 2015.

Además, la brecha entre gastos y ventas se ha abierto aún más en 2016, ya que en los nueve primeros meses esta diferencia era de 151 millones de dólares.

De este modo, el negocio internacional de Amazon ha generado pérdidas por valor de 796 millones de dólares (715 millones de euros) hasta septiembre de 2016, frente a los 591 millones de dólares (531 millones de euros) que perdió en el mismo periodo de 2015.