Según los registros del el 2022 Agility Emerging Markets Logistics Index, solo un 3,5% de los directivos logísticos consideran que la escasez de conductores es un factor que dificulta el funcionamiento de las cadenas de suministro a nivel internacional.

La falta de profesionales del volante solo queda por encima de la falta de espacio de almacenamiento, que preocupa a un 1,8% de los directivos encuestados para este estudio.

Sin embargo, llaman más la atención de los directivos que gestionan la logística a nivel internacional otros factores como la congestión o las limitaciones de movilidad por cuestiones sanitarias, que preocupan a un 28,8% de los encuestados para el análisis, o la escasez de contenedores, que es algo crucial para un 23,8% de los directivos encuestados.

También se colocan por delante de la falta de conductores otras preocupaciones como la congestión portuaria, los precios o la falta de capacidad.

Sin embargo, la IRU (International Road Transport Union) viene alertando desde hace tiempo de la falta de un relevo para los conductores profesionales en diversas regiones del planeta, especialmente en los países desarrollados, con un foco principal en Europa y los Estados Unidos.

Así pues, parece que sigue larvándose una circunstancia que afecta gravemente a todas las cadenas de suministro que tienen sin excepción un tramo terrestre que hacerse por carretera, con repercusiones que van más allá de la falta de personal, con implicaciones en costes, precios, capacidad y calidad del servicio.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px