e-commerce

Un 19% de los españoles ya ha utilizado el canal ‘on-line‘ para adquirir productos de alimentación.

El comercio electrónico en España se ha convertido en los últimos años en una potente alternativa a la compraventa tradicional gracias a su imparable crecimiento. Su facturación, según los datos de Competencia, ha pasado de 2.823 millones de euros a 10.116 millones entre el tercer trimestre de 2013 y el mismo periodo de 2018, lo que supone un crecimiento del 260%.

Precisamente en 2018, la cantidad de españoles que afirmaba comprar por Internet ya se acercaba a los 19,4 millones, un 18% más, mientras que el 12% de las compras que se realizan en España ya se hacen por esta vía.

Esta cifra, que está por encima de la media europea, corresponde a un informe de Seur, que señala que las categorías de moda, belleza y tecnología son las que más han crecido y siguen siendo las más destacadas. No obstante, destaca también la irrupción de los productos de alimentación en el e-commerce, con un 19% de españoles que ya ha utilizado el canal ‘on-line’ para adquirirlos en el último año.

Por otro lado, son ya muchas las marcas que apuestan por vender sus productos a través de ‘marketplaces’ como el de Amazon y de hecho, según el Observatorio Cetelem de 2018, el más de la mitad de los consumidores de productos tecnológicos prefieren utilizar este canal antes que realizar su compra en la web oficial.

La plataforma sigue siendo una apuesta segura para las empresas que quieran adentrarse en el mercado ‘on-line’, lo que resulta fundamental teniendo en cuenta que el comercio electrónico no deja de crecer en el país.