La demanda del transporte marítimo continúa teniendo problemas de asimetría en todo el mundo, lo que está llevando a que se genere una fuerte congestión en algunas zonas, según un informe de Transport Intelligence.

La Comisión Marítima Federal de los Estados Unidos ha iniciado una investigación al respecto, para determinar las políticas de las diferentes navieras en relación a la detención y retrasos en la entrega de los contenedores, el retorno de los mismos y su disponibilidad para las exportaciones.

En este sentido, los exportadores agrícolas americanos del Medio Oeste se están quejando de que no pueden acceder a los contenedores porque los operadores los están sacando de Estados Unidos lo más rápido posible para recoger más envíos de China.

Esto significa que no hay unidades para ellos en los puertos de origen y se están encontrando muchas dificultades para poder exportar sus productos. Al mismo tiempo, tanto India como Bangladesh continúan teniendo problemas tanto en sus puertos como a nivel interno por la mala distribución de los contenedores.

En el caso de India, esto está intensificando la cancelación de escalas por parte de las navieras, que no pueden encontrar contenedores para llenar sus buques, mientras que en Bangladesh, está causando incluso problemas políticos, pues los exportadores del sector textil y de la moda han sufrido un fuerte impacto en su negocio.

Contratiempos por el Covid-19

Algunos contratiempos están relacionados con el Covid-19. Por ejemplo, en el puerto de Xingang prácticamente se han visto paralizadas las operaciones ‘reefer’ por las inspecciones que realizan las autoridades aduaneras en busca de posibles focos de infección.

Por su parte, en Reino Unido, el puerto De Felixstowe se han acumulado contenedores con miles de equipos de protección por la gran cantidad de importaciones registradas.

En cualquier caso, la mayor fuente de problemas reside en la demanda asimétrica en el Pacífico. Los puertos de la costa oeste de EEUU han registrado un aumento de las importaciones, especialmente desde China, aunque también está creciendo ya la demanda en la costa este.

Esto refleja la realidad económica subyacente, pues Estados Unidos es en la actualidad el motor de la demanda de la economía mundial, lo que está llevando a una acumulación de contenedores en las rutas hacia América del Norte.