El Consejo Marítimo Internacional y del Báltico, Bimco, y la Cámara Internacional de Navegación, ICS, han presentado un informe sobre la fuerza del trabajo en el sector marítimo, en el que advierten de que la industria debe mejorar sus niveles de formación y sus procedimientos de contratación para evitar una acuciante falta de oficiales en 2026.

En la actualidad, 1,89 millones de marineros operan en 74.000 buques alrededor del mundo, pero de cara a ese año, se calcula que harán falta un total de 89.510 oficiales para operar la flota existente. El informe señala también que a día de hoy, ya faltan unos 26.240 oficiales certificados.

Aunque se ha producido un incremento del 10,8% en la oferta desde el año 2015, la situación actual puede atribuirse al incremento del número de oficiales necesarios a bordo. Además, en algunas categorías es especialmente destacable la falta de efectivos, como en el caso de los oficiales con experiencia técnica a nivel de gestión, o en el sector de los petroleros o la industria offshore.

La buena noticia es que en los últimos cinco años la tasa de rotación de oficiales se ha reducido del 8% al 6%, aumentando la retención en el sector del personal cualificado para estos puestos y el número de años que prestan servicio en el mar.

De hecho, en comparación con el informe de 2015, la media de edad de los oficiales que ocupan cargos a nivel de gestión y operaciones se ha incrementado. En cualquier caso, para cumplir con las expectativas futuras, es importante que la industria promueva este tipo de profesiones y mejore la formación de estos trabajadores en todo el mundo.

En este sentido, la pandemia ha supuesto un duro golpe para muchos marineros, que no han podido realizar sus descansos y rotaciones cuando les correspondía, lo que ha generado una mayor preocupación en el sector por la posibilidad de que algunos puedan abandonar la profesión.