A juzgar por las tendencias y las demandas de los eShoppers, disponer de opciones de envío flexibles se ha convertido en una obligación para aquellos e-commerce que quieran cumplir con las expectativas de sus clientes, quienes ven la garantía de un proceso de entrega sin contratiempos como un valor clave que puede, incluso, determinar su decisión de compra.

Según el ‘Estudio Ecommerce: Descifrando la mente del consumidor‘, elaborado por Sendcloud, el 71% de los consumidores europeos reconoce que una de las razones por las que eligen una tienda ‘on-line’ es, precisamente, porque ofrece opciones de entrega flexibles adaptadas a sus necesidades.

Entre las opciones preferidas para recibir sus paquetes se encuentran la entrega a domicilio (57%), la entrega programada en el día elegido por el destinatario (39%), y la entrega al día siguiente (35%), ya que la rapidez es otro de los aspectos más valorados por los compradores —especialmente por los españoles—, quienes consideran un plazo de entrega superior a cinco días, excesivo.

Para dar una respuesta ágil a estas demandas de los clientes, la mayoría de los e-commerce se enfocan en ofrecer entregas estándar a domicilio, entregas en punto de recogida y entregas programadas, dejando a un lado otras soluciones que acortan los plazos de entrega y multiplican las posibilidades de realizar entregas a medida como las que solicitan los consumidores.

Los servicios premium que GLS Spain pone a disposición de los comercios electrónicos no solo cubren la necesidad de inmediatez que exigen sus clientes, sino que, al poner en sus manos la oportunidad de seleccionar una franja horaria determinada, favorecen la máxima flexibilidad y comodidad en las entregas.

8:30 Service, 10:00 Service, y 14:00 Service son servicios diseñados para envíos urgentes que garantizan que el paquete será entregado en destino, antes de la hora señalada del siguiente día hábil.

Así, además de poder seleccionar el plazo o la franja horaria, el destinatario final también valora poder tener diferentes alternativas para recibir su pedido. Y es que, pese a que la entrega a domicilio suele ser una de las preferidas, la recepción en Parcel Shops —GLS cuenta con una red de más de 4.500 puntos de conveniencia repartidos por toda la geografía española—, es la opción cada vez más escogida por las facilidades que presenta para salvar posibles imprevistos o ausencias inesperadas.

Una oportunidad para la diferenciación

En definitiva, estos cambios de hábitos ponen de manifiesto que los eShoppers priorizarán aquellas tiendas que les otorguen poder de elección para decidir, en función de sus propias preferencias, cuándo y dónde recibirán sus paquetes, lo que les aporta tranquilidad, seguridad y confianza.

De manera que en su lista de deseos, únicamente, se posicionarán aquellos que hayan sido capaces de adaptarse a las circunstancias y de integrar una flexibilidad amplia y real en sus procesos de entrega.

Encontrar el modo de incorporarla a su estrategia se presenta, por tanto, como un gran reto, pero también como una oportunidad única para construir una ventaja competitiva y ofrecer un valor añadido que marque la diferencia.

Para alcanzar tal propósito será necesario apoyarse en un partner logístico que, como GLS Spain, ponga al alcance de sus clientes diferentes métodos de envío, precios y servicios, para que sean ellos mismos quienes decidan la opción perfecta, en base a sus necesidades y/o a su presupuesto.