La Autoridad Portuaria de Vigo ha registrado un tráfico de 678.798 toneladas en los dos primeros meses de 2020, lo que supone un ascenso del 0,89%. 

Destaca el buen comportamiento de la fruta, con un incremento del 97,99%, siendo Brasil, Costa Rica y Colombia los principales países de origen y las bananas, las piñas y los melones las principales mercancías.

A esto se añade el repunte del 60,08% en el tráfico de alimentos, una mercancía exclusiva de exportación, con China como principal socio comercial. En cuanto a las piezas de automoción, con un crecimiento del 29,33%, la mayor parte de los movimientos tienen su origen en Francia.

A lo largo del mes de febrero, el ro-ro contenerizado ha experimentado un incremento del 2,88%, que se limita al 0,43% en el acumulado anual. La mercancía general contenerizada acumulada mantiene cifras positivas tanto en TEUs como en toneladas movidas, con mejor resultado del tráfico ro-ro que el lo-lo.

En el movimiento de vehículos ro-ro, Bélgica se ha consolidado como plataforma del tráfico de unidades con destino al centro de Europa, y Reino Unido presenta un balance positivo, igual que Turquía.

Vigo ha movido un total de 53.653 vehículos en la terminal de Bouzas en febrero, superando a terminales como Valencia y Barcelona. En cuanto al tráfico de graneles, los sólidos han aumentado significativamente en febrero, siendo positivas las cifras del acumulado tanto en los líquidos, gracias a la sosa cáustica, como en los sólidos, por el cemento. 

La Plisan y Bouzas

En otro orden de cosas, el Consejo de Administración ha aprobado realizar una nueva comercialización de los terrenos urbanizados restantes en la zona Logística Empresarial de la Plisan, para lo que se encargará una actualización de la tasación.

También se ha puesto sobre la mesa la necesidad de optimizar la superficie de la terminal de Bouzas que, en muchas ocasiones, se encuentra ocupada con vehículos de larga estancia.

Se quiere someter el nuevo espacio recuperado, alrededor de 65.000 m², a unas condiciones diferenciadas del régimen tarifario aplicado al resto de la terminal, para ayudar a los operadores a gestionar sus tráficos, potenciando la rotación de la mercancía.

Esta nueva área se distribuirá en nueve parcelas de 7.000 m², con una capacidad media de 519 vehículos cada un, que se pondrán a disposición de los operadores por períodos mínimos de 10 días.