La Organización Empresarial de Logística y Transporte de España, UNO, ha celebrado una mesa redonda sobre ‘Ecommerce y última milla: retos de los repartidores premium‘, con motivo de la clausura de la IV Edición de su Escuela de Repartidores.

En los últimos años, con el crecimiento del comercio electrónico, se ha incrementado el número de repartidores de la última milla, cuya función ha adquirido una importancia primordial al ser quien garantiza la experiencia final del cliente.

Durante la sesión, se ha analizado el ‘boom‘ del e-commerce, así como los cambios de paradigma surgidos tras la pandemia o los desafíos que deben acometerse en la distribución urbana de mercancías.

El sector del reparto de última milla representa alrededor del 20% del tráfico urbano, por lo que resulta fundamental que los profesionales aprendan las técnicas para desplazarse de una forma más sostenible y segura.

De este modo, han dicho desde Pons Seguridad Vial, se podrá lograr el objetivo compartido de mejorar la movilidad de este tipo de desplazamientos, que han adquirido tanta importancia para empresas y ciudadanos.

Vehículos más seguros y eficientes

En este sentido, la industria de la automoción está realizando nuevas inversiones para producir vehículos más seguros y eficientes. Las furgonetas actuales ofrecen ahora elementos de seguridad que antes eran impensables en un vehículo industrial ligero.

Al mismo tiempo, los fabricantes están realizando una fuerte apuesta por la electrificación. Por ello, es fundamental la formación de los repartidores para que puedan aprovechar toda la tecnología que una furgoneta moderna pone hoy a disposición del usuario.

Desde UNO, que ya ha formado a más de 80 profesionales en su Escuela de Repartidores, sostienen que es imprescindible impulsar programas que den respuesta a las demandas de las empresas del sector, centrados en la eficiencia en el reparto, y la conducción eficiente y segura.