sistema-de-inteligencia-artificial-de-stena-line

La naviera calcula que para 2021 todos sus buques podrán incorporar sistemas de inteligencia artificial.

Stena Line, en colaboración la empresa tecnológica Hitachi, ha desarrollado un sistema de asistencia por inteligencia artificial que ayudará a determinar cuál es la manera más eficiente en términos de combustible para operar un buque en una ruta específica.

Este nuevo avance constituirá un apoyo para el capitán y la tripulación a bordo, y permitirá una reducción del consumo de combustible de hasta el 2,5% anual. Se trata de un modelo que simula diferentes escenarios a partir de numerosas variables antes de sugerir la mejor ruta y configuración.

Así, tiene en cuenta las corrientes, las condiciones climatológicas, la profundidad de las aguas y la velocidad, combinando los datos de una forma que resultaría imposible en un sistema manual.

Aunque se trata de un avance todavía en desarrollo, ya se está llevando a cabo un primer piloto en el Stena Scandinavica en su ruta entre el puerto sueco de Gotemburgo y el alemán de Kiel, de modo que después de cada trayecto se van realizando los ajustes necesarios.

El objetivo es crear un modelo tan preciso que pueda servir de apoyo al capitán en las decisiones que tome durante la planificación y en el propio viaje, para que la operativa resulte segura y al mismo tiempo, eficiente.

De este modo, la naviera calcula que para 2021 sus 38 buques podrán incorporar sistemas de inteligencia artificial. Para ello, a lo largo de 2018 seguirán realizando pruebas en diferentes ferries y a finales de año realizarán una evaluación final del proyecto. De momento, está utilizando esta tecnología en otras áreas, como la administración, las finanzas y la la atención al cliente.