Ha sido necesario un tiempo largo y muchos sinsabores para Atfrie, que logra salir airosa del proceso que le abrió la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en julio de 2015.

Así pues, casi seis años después, el Tribunal Supremo ha inadmitido el recurso de casación interpuesto contra la sentencia de la Audiencia Nacional que absolvió a la organización empresarial de transporte frigorífico de la acusación de conductas anticompetitivas.

En este punto, la organización considera que así acaba el recorrido judicial iniciado, según indica en un lacónico comuunicado, «con las falsedades vertidas contra la asociación en el que se ha puesto de manifiesto el compromiso con la legalidad de Atfrie, su Junta Directiva y sus asociados que fue injustamente cuestionada».

En julio de 2015, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia impuso una multa de 8,85 millones de euros a 12 empresas de transporte frigorífico, así como a su asociación empresarial sectorial por lo que en su momento estimaba diversas conductas colusorias dirigidas a la fijación de precios en este segmento de actividad y que ahora han quedado completamente descartadas, tal y como señalaba sentencia de la Audiencia Nacional dictada en febrero del año pasado y que consideraba que no existen pruebas de que se hubieran fijado tarifas de transporte frigorífico.

De igual modo, la patronal de frigos aprovecha en su escrito para «agradecer a todos aquellos que estuvieron a nuestro lado en todo momento el apoyo brindado«.