El mercado de la logística urbana crecerá un promedio anual del 8% hasta 2030, según calcula el estudio ‘Logística urbana frente a retos económicos y medioambientales‘ elaborado por Roland Berger para FM Logistic.

Este trabajo estima que el transporte de mercancías por carretera es responsable de aproximadamente el 20% del tráfico urbano y el 30% de las emisiones de CO2 en las ciudades y, en este sentido plantea, por primera vez, problemas de sostenibilidad, agravados por la naturaleza fragmentada del mercado logístico y la alta proporción de entregas fallidas, que coloca en hasta un 30%.

En este sentido, señala también que solo una mayor cooperación entre las empresas de logística privada, las empresas tecnológicas y las autoridades públicas permitirá optimizar el flujo de mercancías en las ciudades, respondiendo al mismo tiempo a las necesidades de los clientes, en un entorno marcado por las crecientes restricciones al uso de los vehículos más contaminantes en los núcleos urbanos, así como por el volumen creciente de entregas domiciliarias, que se refleja en que uno de cada diez ciudadanos de los trece países analizados en el estudio recibe un paquete al día.

Logística urbana eficiente

Así las cosas, el estudio plantea tres propuestas para optimizar la eficiencia logística urbana.

La primera de ellas consiste en establecer normas comunes y armonizadas en la cadena, mientras que la segunda aboga por fomentar la colaboración, con el fin de que las empresas compartan recursos de almacenamiento y transporte entre empresas.

Finalmente, la tercera propuesta se centra en aprovechar al máximo la infraestructura urbana existente para facilitar el reparto urbano de mercancías, incluso en horario nocturno

Finalmente, el análisis pide una reflexión global al sector, al tiempo que propone que el uso de las nuevas tecnologías para mejorar el reparto urbano centre su foco en la recopilación y el intercambio de datos sobre espacios urbanos para una mejor planificación de rutas y seguimiento de envíos, en la automatización de almacenes para aumentar la velocidad y la precisión y en el desarrollo de medios de transporte ecoeficientes que aportan valor operativo y minimizan el impacto ambiental.