La furgoneta Sprinter de Mercedes tendrá una versión eléctrica en el mercado en 2019, la nueva eSprinter, un modelo de techo alto que seguirá al lanzamiento de la eVito, y que supondrá un nuevo paso adelante en el proceso de electrificación de Mercedes especialmente en el segmento de vehículos de distribución de mayor capacidad, en el que el fabricante alemán se apresta a demostrar que su desarrollo tecnológico le permite contar con una oferta de garantías.

La nueva eSprinter contará con un espacio de carga de 10.5 m³ y con unas baterías que le otorgarán una autonomía de entre 110 y 150 kilómetros y que pueden recargarse totalmente en períodos de entre seis y ocho horas, dependiendo, en cada caso, de si el modelo equipa baterías de 55 o 41 kWh.

Mercedes estima que los costes operativos de la nueva eSprinter serán similares a los sus versiones homólogas diésel, al tiempo que ofrecen rendimientos equiparables en entornos urbanos por debajo de los 80 km/h y sin perjudicar el rendimiento de sus baterías, con un grado mayor de conectividad .

Tras la eSprinter será el turno para el eCitan, modelo que completará la gama de vehículos comerciales del fabricante germano. La marca alemana estima que sus inversiones para electrificar su gama de vehículos comerciales asciende a 150 millones de euros en los próximos años.