DHL Supply Chain ha valorado el impacto de la crisis sanitaria del Covid-19 en la evolución de ciertas tendencias en la industria de la automoción, pues mientras algunas han avanzado mucho, otras se han visto frenadas.

Así se refleja en su informe ‘La automoción – Un entorno cambiante‘, en el que indica que este sector está enfrentando numerosos desafíos relacionados con la introducción de las nuevas tecnologías, el cambio en la mentalidad del consumidor y un modelo basado en las políticas medioambientales, sociales y de gobernanza, ESG.

Con el cierre de fronteras y también de los comercios durante los periodos de confinamiento de los últimos meses alrededor del mundo, ha quedado claro que es importante apostar por cadenas de suministro flexibles y fiables.

Los fabricantes de automóviles y sus proveedores han seguido avanzando hacia una movilidad de cero emisiones, que pasa por la electrificación.

Estrategia de inversión

Por ello, teniendo en cuenta que se están viendo seriamente limitados por sus costes fijos o la falta de ingresos, las inversiones en tendencias como la conducción autónoma han tenido que ser reducidas o redirigidas.

En general, todos los proyectos y gastos de capital que no garanticen un resultado inmediato se han retrasado. Además, algunas de las creencias más arraigadas sobre la industria ya están cambiando.

Por ejemplo, las ventas ‘on-line‘, que se pensaba que nunca podrían reemplazar a los concesionarios físicos, ya son vistas de otra manera. Al mismo tiempo, las estrategias regionales están ganando importancia debido a los sucesivos confinamientos y medidas restrictivas, que han incluido el cierre de fábricas.

La localización de las cadenas de suministro, o al menos el hecho de contar con una cadena flexible, se ha convertido en un elemento clave para la resiliencia del sector, que por otro lado sigue transitando el camino de la digitalización.

Nuevas tecnologías

Con el auge de la automatización y la conectividad, la industria está realizando grandes inversiones en inteligencia artificial y aprendizaje automático.

Además, aprovechando la información que proporcionan todos los datos de los que ahora disponen con las nuevas tecnologías, los fabricantes están evolucionando hacia un modelo más orientado al cliente.

Desde DHL Supply Chain, ofrecen soluciones que pueden ayudar a los fabricantes de equipos originales, OEMs, a adaptarse a los retos de la industria, como la sostenibilidad o la digitalización, prestándoles su apoyo en la consecución de los objetivos ESG.

Los proveedores logísticos son clave en este negocio, que necesita socios fiables con una amplia red para desarrollar cadenas de suministro individualizadas, que al mismo tiempo deben ser flexibles y descentralizadas para facilitar una entrega más rápida a los clientes.

Por otro lado, es fundamental adaptar la logística a unos requisitos cambiantes, que van de la mano con la movilidad eléctrica. y apostar por un transporte libre de emisiones y la introducción de servicios de valor añadido, como el reciclaje de las piezas de repuesto.