La venta de productos de gran consumo a través del canal on-line se ha incrementado al final de 2019 hasta alcanzar a un 3% como el canal de venta más utilizado en la compra de estos bienes, según los datos del último Barómetro del Shopper, publicado por Aecoc.

Sin embargo, la fuerte implantación de tiendas físicas existentes en España dificulta el despegue hacia cifras más elevadas del comercio electrónico, toda vez que la cercanía es el principal motivo para escoger su establecimiento de compra habitual para el 24,5% de los usuarios, frente al 16,9% que prioriza los buenos precios.

De igual modo, los consumidores también valoran especialmente la calidad de la oferta, importante para un 7,9%, los productos de marca propia, fundamental para un 7,4%, o la rapidez a la hora de encontrar los artículos, clave para un 6,3% de los clientes.

Así pues, los supermercados se erigen como el canal de compra más utilizado, con un 66,7% de los usuarios, mientras que el discount, por su parte, se consolida como segundo canal de compra habitual más utilizado, con un 14% de los consumidores, seguido del hipermercado, con un 12,1%, y la tienda tradicional, con otro 4,3%.

Dentro del consumo on-line de productos de gran consumo, las categorías más compradas son las de productos de cuidado e higiene personal, en la que han realizado sus compras un 77,5% de los consumidores del canal, mientras que otro 60,6% se ha decantado por artículos de droguería y limpieza.

Así mismo, un 59,3% de los encuestados afirman haber comprado por internet alimentos envasados, un 40,3% han gastado en bebidas, un 29,2% en refrigerados y un 26,7% en productos frescos.