La desaparición del requisito de flota mínima inicial instaurada con la última reforma del ROTT ha supuesto un paso atrás en la búsqueda de un sector del transporte con empresas más grandes y estructuradas.

Según datos del Ministerio de Transporte analizados por Fenadismer, en el último año el número de empresas con un único vehículo se ha incrementado en 1.257, mientras que las de dos también han crecido en 2.836 nuevas empresas, con lo que estas microempresas representan el 71% de las empresas del sector.

En igual sentido, se observa una tendencia al aumento del número de autónomos que integran el sector español de transporte de mercancías por carretera, que rompe la tendencia contraria que se venía consolidando en las dos últimas décadas, con un ascenso de un 5%, hasta sumar 1.185 autónomos más en transporte pesado y 2.020 autónomos más en transporte ligero.

Pese a ello, se mantiene la media de vehículos por empresa de 2018, con lo que el promedio se coloca en los 4,31 vehículos por empresa en transporte pesado y en los 2,13 en transporte ligero.

Con mayor detalle, dentro del transporte pesado la media de flota en el caso de los transportistas autónomos es de 1,54 vehículos frente a los 7,59 en el caso de las empresas, mientras que en el ámbito del transporte ligero queda en los 1,34 vehículos para los transportistas autónomos y de 4,22 para las compañías.

Por otra parte, en relación con la edad media de la flota de transporte de mercancías en España, aún queda mucho por avanzar para recuperar los niveles anteriores a la crisis, dado que en el caso de los vehículos rígidos pesados la edad media se sitúa en la actualidad en 13,4 años, frente a los 5,9 en 2007.

Así mismo, en el caso de las tractoras, su edad media actual es de 7,5 años, frente a los 4,7 de 2007, y en el caso de los vehículos ligeros la edad media actual se sitúa en 8,6 años frente a los 7,3 años de 2007.