La logística será uno de los sectores más transversales de la economía nacional en los próximos años. Así se ha puesto de manifiesto durante la jornada sobre ‘La logística del futuro’ que ha celebrado Montepino Logística en colaboración con la Asociación Wires.

La industria logística ha demostrado ser un sector refugio, que encabezará la creación de empleo, favorecerá la movilidad de población y fomentará el aumento del consumo. Como han explicado desde CBRE, el crecimiento exponencial de la logística se ha acelerado con la pandemia, estando previsto que en 2021 aumente tanto el volumen de inversión como de contratación.

En concreto, está previsto que el sector de los inmuebles logísticos cierre el año con 2.000 millones de inversión y con un incremento en el número de contrataciones, llegando a 750.000 m² en la zona centro y a más de 500.000 m² en Cataluña. Estas cifras están todavía lejos de las europeas, pero existe mucho margen de crecimiento porque hay mucha demanda y mucho capital disponible.

Sostenibilidad y automatización

En la actualidad, la tendencia es construir instalaciones logísticas cada vez más modernas, confortables para los empleados y atractivas para la inversión. En esta adaptación, la sostenibilidad y las políticas ESG son imprescindibles, pues como han indicado desde Montepino, “sin los certificados de sostenibilidad y los estándares internacionales de calidad te quedas fuera del mercado”.

La tendencia es construir instalaciones logísticas cada vez más modernas, confortables para los empleados y atractivas para la inversión.

Desde el punto de vista del operador usuario de este tipo de espacios, como es el caso de XPO Logística, son importantes la rapidez, flexibilidad y escalabilidad en los procesos de construcción. También es necesario contar con un portfolio mixto de almacenes llave en mano y a riesgo para poder llevar a cabo proyectos a corto plazo sin depender del stock de naves antiguas que no cumplen los requisitos que los operadores necesitan.

Asimismo, la digitalización sigue siendo la punta de lanza para la consolidación de la demanda, por lo que desde Crossbay señalan la necesidad de apostar por procesos de automatización en las naves para una correcta gestión del stock y una mayor eficiencia en las rutas de entrega.

Ubicación

La ubicación de los activos es también esencial, tanto por las posibilidades de crecimiento de la inversión, como para hacer frente a la inmediatez demandada por los consumidores, si bien exige buenos accesos por carretera, cercanía a los grandes núcleos de población y movilidad de la fuerza laboral.

Castilla-La Mancha, con ubicaciones como Ontígola o Illescas, se ha convertido en los últimos años en un gran hub logístico y continúa trabajando, con nuevos proyectos, para ser el epicentro industrial a nivel nacional.

De los 14 sectores estratégicos señalados para la región, uno de ellos es el logístico, que cuenta ya con un proyecto declarado prioritario y otros cuatro en cartera. Solamente Montepino ha invertido 700 millones en la zona en los últimos tres años.