La terminal intermodal Barcelona Can Tunis ha recibido recientemente su primer convoy ferroviario, un tren de 450 metros de longitud operado por Comsa que transportaba una carga de 30 contenedores de 45 pies.

El tren ha llegado a las instalaciones a través de una vía de ancho mixto situada junto al módulo intermodal. Este tipo de infraestructura está expresamente diseñada para facilitar la operatividad transversal y reducir al máximo los tiempos de carga y descarga de mercancías.

Con esta operación, la instalación pretende mostrar su capacidad para establecerse como un ‘hub’ logístico para aquellas actuaciones que necesiten integrar diferentes anchos de vía, así como posicionarse como una puerta de enlace del Corredor Mediterráneo con la red ferroviaria europea.

La terminal es el primer nodo logístico español operativo dentro del Corredor Mediterráneo capaz de absorber las circulaciones entre España y Europa, y hacia el interior de la península, sin realizar ningún tipo de cambio en la frontera francesa. 

En este contexto, la instalación ha sido escogida para realizar la puesta en vía de una nueva locomotora Euro 4000, procedente de la factoría valenciana de Stadler Rail, con destino a Francia.