Las empresas estibadoras del puerto de Bilbao consideran agotadas las vías de negociación en el conflicto y rechazan la mediación del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Así mismo, con el fin de superar el bloqueo proponen un arbitraje de derecho obligatorio como única y definitiva alternativa para la resolución del enfrentamiento que vive la estiba en el enclave portuario vizcaíno.

A juicio de Bilboestiba, «no cabe la mediación propuesta a instancias de los convocantes de la huelga en un conflicto planteado desde la defensa de argumentos contrarios a derecho y ajenos a las materias propias de la negociación colectiva para las que se encuentran legitimadas las partes».

Las empresas estibadoras del puerto Bilbao afirman que «su voluntad ha sido siempre apostar decididamente por el diálogo» y defienden que, «tras la oposición de los sindicatos a someter la cuestión a un procedimiento de arbitraje voluntario, se dan todas las condiciones para establecer un arbitraje obligatorio por parte del Gobierno como ha confirmado la Abogacía del Estado y han solicitado tanto la Autoridad Portuaria de Bilbao como la totalidad de los agentes y operadores portuarios».

Así mismo, las empresas insisten en «la necesidad de una actuación urgente ante la extraordinaria gravedad de la situación en la que se encuentra el puerto desde hace 48 días y sus devastadores efectos tanto en el ámbito local como en el nacional».