Las consignas o buzones que los operadores logísticos y las redes de paquetería están instalando para evitar las entregas fallidas en el sector del comercio electrónico no terminan de calar en el sector.

Según los últimos datos del Panel de Hogares de la CNMC, entre los individuos que han realizado alguna compra on-line en el segundo semestre de 2016 que comportaba la recepción de un paquete, sólo el 2,2% ha recibido un paquete en una consigna.

Desde el primer semestre de 2015, cuando también suponía el 2,2% del total, la cuota de los buzones sobre el sector se mantiene estable, estableciéndose en el 2,2% en el segundo semestre de 2015 y repuntando al 2,6% en el primer semestre de 2016.

Por el contrario, la otra apuesta de los operadores, la de acordar puntos de conveniencia en otras tiendas a los que los usuarios se dirigirán para recoger su compra, parece tener una mejor acogida entre los compradores.

En el segundo semestre de 2016, un 5,9% de los individuos encuestados por la CNMC optaron por esta vía, frente al 5,5% del mismo periodo del ejercicio anterior y el 5% de los seis primeros meses de 2016.

Más intentos de entrega que en otros países

La opción de los puntos de conveniencia y las consignas sigue siendo menos elegida en España que en otros países del entorno, como Francia, donde el 40% de las entregas se hacen en puntos de conveniencia.

Una de las razones que se apuntan por parte de los expertos, para esta situación en España, es el hecho de que los operadores ofrecen hasta tres intentos de entrega gratuitos, mientras que en Francia, por ejemplo, sólo ofrecen uno.