Aunque puede parecer que a las navieras les ha llevado más tiempo que a otras industrias B2B en entrar en el mundo ‘on-line‘, los grandes operadores empiezan a tener una fuerte presencia digital desde hace algunos años.

Esto no solamente ha supuesto el cambio de un canal a otro, sino que incluye el desarrollo de una nueva oferta digital para resolver algunos de los puntos más problemáticos de la cadena logística.

Por ejemplo, Maersk ha desarrollado mecanismos para evitar problemas como los que se producen cuando una naviera no puede finalmente trasladar en sus buques las mercancías que estaban previstas o por el contrario, cuando el cargador no informa de que los contenedores que debían embarcar no van a hacerlo.

Según una encuesta realizada por Freightos, el principal avance en el ámbito de la conectividad de los operadores marítimos ha estado este año en su capacidad para proporcionar tarifas en tiempo real, así como las reservas electrónicas a través de las webs corporativas.

El 73% ya ofrecen las tasas de carga de manera instantánea en sus páginas, frente al 20% de hace solamente tres años. Además, el 45% ofrecen confirmación inmediata de las reservas electrónicas a través de sus webs, en comparación con el 20% de 2019, y un 27% utilizan sistemas para la asignación de las reservas.

En cuanto al rastreo de los envíos, ya era un estándar en 2019 y en la actualidad más del 25% han incorporado también algún tipo de sistemas de pago ‘on-line’.

Por otro lado, las grandes navieras han ampliado los servicios ofrecidos mediante APIs para la búsqueda, reserva y trazabilidad de los envíos, si bien a un nivel más general, lo común es que estas características estén disponibles en la web.

APIs y plataformas externas

En este sentido, el 36% comparten con sus clientes las tasas de los contratos a través de APIs, frente al 10% de hace tres años, y más del 25% utilizan este sistema para las tasas spot también, aunque únicamente Maersk cuenta con un sistema dinámico capaz de variar automáticamente en función de la capacidad existente en tiempo real.

Igualmente, más del 25% aceptan reservas mediante APIs y aproximadamente un 66% de ellos ofrecen confirmación inmediata. No obstante, un tercio de las navieras con APIs no las promocionan en sus webs.

Funciones webs de las navieras

Por último, cabe señalar que en comparación con sus webs corporativas, relativamente pocas navieras ofrecen datos sobre las tasas en plataformas de terceros, con un porcentaje del 27% frente al 73%. Lo mismo ocurre con las reservas ‘on-line’, que pueden gestionarse en las webs de un 45%, pero solamente un 18% de los operadores dan esta posibilidad en estas plataformas.

Teniendo en cuenta el nivel de desarrollo de este tipo de funciones que ya están habilitadas en sus páginas, sería relativamente fácil para los operadores extenderlas a otras plataformas. Sin embargo, parece que en muchos casos prefieren mantener a sus clientes dentro de su propio ecosistema, además de no estar muy motivadas para un cambio de estrategia.

En definitiva, las navieras están consiguiendo que las cotizaciones instantáneas se conviertan en el estándar de la industria, y las reservas electrónicas seguirán el mismo camino. La conectividad a través de APIs también está creciendo, pero no es algo tan generalizado, mientras que las plataformas de terceros siguen sin convencer a los operadores.

Además, muchas navieras están utilizando los beneficios récord obtenidos en los dos últimos años para proporcionar servicios ‘end-to-end’ con los que atraer a sus clientes a sus propios canales, donde están disponibles el resto de sus servicios.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110