La Autoridad Portuaria de Tarragona y el Ayuntamiento de Marchamalo ultiman el inicio de las obras de la terminal intermodal del enclave catalán en el municipio caracense, que comenzarán el próximo mes de abril con una inversión de 4,7 millones de euros.

Ambas instituciones esperan que las máquinas comenzarán a explanar y preparar el terreno, como parte de los trabajos de urbanización del nuevo puerto seco que se construirá en los terrenos de la Ciudad del Transporte junto a las vías del tren, medio de transporte que unirá de forma directa Marchamalo con el Mediterráneo.

El puerto de Tarragona cuenta en esta área con una superficie en propiedad de 178.000 m² a los que, en una primera fase, se destinarán 4,7 millones de euros para el movimiento de tierras de zonas de conexión ferroviaria y la adecuación de la parcela intermodal.

El proyecto supondrá una inversión total de más de 20 millones de euros y ahora espera la finalización del el proceso de licitación de la redacción del proyecto constructivo y asistencia técnica de las obras de construcción del puerto seco, tras la que se licitará la obra de construcción del puerto seco.

La instalación, que contará, además, de un recinto aduanero marítimo de carácter interior, aspira a convertirse en un acceso directo del puerto de Tarragona al mercado de mercancías del centro peninsular.