Con motivo de la pandemia de coronavirus, algunas paqueteras como CTT Express o Correos Express, han reforzado sus medidas de seguridad con planes para realizar entregas  con ‘Cero Contacto’. Los repartidores garantizarán su seguridad y la del cliente, manteniendo el espacio de un metro de distancia, aunque siempre asegurándose de que la entrega se hace efectiva en todo momento.

Ya no se requiere la firma por parte del destinatario en las PDAs, registrando el propio repartidor el nombre, DNI y estado de la entrega o recogida. También se han eliminado los reembolsos derivados de las compras ‘on-line’ y se están entregando guantes a todo el personal que trabaja en las naves, así como a los conductores de arrastre y reparto.

La intención es reducir la exposición de los profesionales a un posible contagio, si bien se ha establecido ya un plan en el caso de que algún miembro del equipo presente síntomas o crea que está contagiado. Desde el operador, se ha hecho un llamamiento a la responsabilidad por parte de trabajadores, colaboradores y clientes, que deben seguir las indicaciones de los Ministerios de Sanidad, Interior y Transporte.

Asimismo, han destacado la labor de los conductores de arrastre, repartidores y mensajeros, pues gracias a ellos, los clientes reciben la mercancía en casa, evitando salir a la calle y respetando las medidas establecidas por el estado de alarma.