Otro de los sectores a los que la crisis sanitaria mundial provocada por la pandemia del coronavirus, ha sido el de las líneas de cruceros.

Después de los contagios producidos entre el pasaje de varios cruceros y de las prohibiciones a atracar en muchos puertos en todo el mundo, las principales navieras han decidido suspender la actividad.

Según informan desde CLIA, la asociación que engloba a las principales operadoras de líneas de crucero, Royal Caribbean ha decidido suspender los viajes de toda su flota a nivel mundial, con la intención de volver a prestar servicio el día 11 de abril.

Norwegian Cruise también ha cancelado hasta la misma fecha los viajes de sus tres filiales: Norwegian Cruise Line, Oceania Cruises y Regent Seven Seas Cruises. Igualmente, Costa Cruceros ha suspendido sus operativas hasta el día 3 de abril, mientras que Carnival no volverá a prestar servicio hasta el día 10.

En cambio, Princess Cruises, perteneciente a este mismo grupo, se mantendrá inactiva durante un mes más, hasta el 10 de mayo. El operador ha estado en el punto de mira después de que los cruceros Diamond Princess y Grand Princess fueran puestos en cuarentena tras convertirse en dos importantes focos de infección.

Disney Cruise Line y la finlandesa Viking Line también han parado su actividad hasta ver cómo va evolucionando el Covid-19. Mientras, Virgin Voyages pospondrá sus viajes inaugurales hasta el 15 de julio.