El Grupo Daimler, en su balance del primer trimestre de 2017, ha registrado un descenso del 17% en las ventas de la división de camiones, debido a un debilitamiento de las condiciones del mercado en la región NAFTA y Turquía, a la crisis económica que está sufriendo Brasil y a la caída de las ventas en Oriente Medio, Indonesia, Japón y la India.

En total, el fabricante ha vendido un total de 94.000 unidades, gracias principalmente a los buenos resultados registrados en Europa, Latinoamérica y China.

Este retroceso en las ventas también se ha apreciado en los ingresos, que han caído desde los 8.200 millones de euros a los 7.900 millones, mientras que el EBIT se ha situado en los 668 millones, superando los 516 millones de 2016.

El fabricante espera que las buenas condiciones económicas vaticinadas para 2017 impulsen su crecimiento a nivel mundial. Así, está previsto que la demanda de camiones y vehículos pesados se mantenga en niveles similares a los del último año.

Récord de ventas en Mercedes-Benz Vans

Por su parte, el segmento de furgonetas de Mercedes-Benz ha vendido 86.800 unidades, un 13% más que el año anterior, con lo que bate sus récords de ventas registradas en los tres primeros meses del año. Sus ingresos han ascendido a 3.000 millones de euros, un 6% más que en 2016, mientras que el EBIT se ha situado en 357 millones de euros, por encima de los 301 millones del ejercicio anterior.

De cara a 2017, se espera un ligero crecimiento en la demanda de furgonetas de todos los tamaños en la Unión Europea y unas ventas totales similares a las de 2016, con niveles estables en Europa y Estados Unidos.

Por su parte, está previsto que el mercado latinoamericano mejore sus resultados, con incrementos en la venta de furgonetas de todos los tamaños, mientras que en China se prevé un importante aumento de la demanda.