Citroën presenta los detalles de su furgón compacto 100% eléctrico: el Nuevo Citroën ë-Jumpy, que se inscribe dentro de la ofensiva de electrificación de la marca francesa, que prevé el lanzamiento de seis modelos electrificados en 2020.

Esta versión 100% eléctrica del Jumpy aporta soluciones concretas a los nuevos retos de la movilidad, gracias a una autonomía que permite cubrir la mayoría de los desplazamientos.

A este respecto, el ë-Jumpy estará disponible con dos baterías y dos autonomías: 230 Km en ciclo WLTP, equipado con una batería de 50 kWh y 330 Km en ciclo WLTP, equipado con una batería de 75 kWh. Ambas opciones estarán disponibles en las tres versiones disponibles de carrocería. La XS de 4,60 metros y hasta 5,1 m3, para un cómodo acceso a las zonas de bajas emisiones del centro de las ciudades, además de la M y la XL con hasta 6,6 m3 de capacidad con Moduwork.

La plataforma EMP2 permite introducir la batería de iones de litio en el chasis del vehículo, manteniendo el volumen útil. La batería almacena y proporciona la energía necesaria para el funcionamiento del motor eléctrico, la calefacción y el aire acondicionado. Su nivel de carga está representado por un indicador y un testigo de reserva en el cuadro de instrumentos.

La mayoría de las versiones del ë-Jumpy tienen una altura limitada a 1,90 m, para asegurar el acceso del vehículo. En cuanto a la carga útil de hasta 1.275 Kg se sitúa en el centro de las necesidades en este segmento.

El motor desarrolla una potencia de 100 Kw (136 CV) / 260 Nm y permite alcanzar una velocidad máxima de 130 Km/h en cualquiera de los tres modos de conducción que se utilicen (Eco, Normal, Power). La toma para la recarga está situada en la aleta delantera izquierda y existen tres posibilidades de recarga.

Carga doméstica compatible con una toma estándar de 8 amperios o con una toma reforzada de 16 amperios (punto de carga + toma Green’Up opcional), que permite dividir el tiempo de recarga a la mitad. También existe la posibilidad de realizar una carga acelerada que necesita la instalación de un punto de carga rápida y un cable modo 3 de forma que se alcanza la recarga de 0% a 100% en menos de 8 horas para un punto de carga desde 7,4 Kw.

El nuevo ë-Jumpy contempla 4 versiones del Jumpy, dotándolas de equipamientos complementarios, y ofrece, de serie, la mayoría de los elementos de la versión Worker: suspensiones con reglaje específico, protección bajo motor, una distancia al suelo adaptada a la ubicación de la batería y, opcionalmente, ampliación de carga útil y el Grip Control. Las versiones que se comercializarán son la versión Control, con los elementos esenciales, la Club que es la más polivalente, la Driver pensada para hacer kilómetros y la CityVan pensada para uso urbano.

Bajo el concepto “cero emisiones, cero ruido”y con la posibilidad de acceso a zonas restringidas con límites de emisiones de CO2, NOx o zonas «cero emisiones”, en el nuevo ë-Jumpy no se ha renunciado a nada en materia de huecos y compartimentos portaobjetos.

Cuenta con tres plazas delanteras y gracias a la modularidad del asiento de acompañante lateral en posición elevada, el Moduwork deja libre un suelo plano que permite prolongar 1,16 m la longitud de carga, alcanzando los 4 metros de longitud útil.

En el capítulo del equipamiento, cuenta con 15 funciones de ayuda a la conducción útiles a disposición de los profesionales, para asegurar una conducción segura y relajada. Como novedad en el segmento, con las puertas deslizantes manos libres (según versiones) es posible abrir o cerrar sin contacto, incluso con los dos brazos ocupados.

La gama de vehículos comerciales se verá reforzada con unos modelos 100% eléctricos, como la versión 100% eléctrica del Jumper que llegará en el segundo semestre de 2020 y por una versión 100% eléctrica del Berlingo Van, que se lanzará a lo largo de 2021.