El pasado 1 de septiembre partían de los puertos comerciales de Odesa y Chornomorsk dos buques cargados con 90.000 toneladas de cereal que, tras superar la inspección reglamentaria en Turquía, han atracado en el puerto de Cartagena este pasado miércoles.

De esta forma, empieza a llegar cereal al puerto de Cartagena, tras el acuerdo alcanzando por Moscú y Kiev para posibilitar el desbloqueo del grano ucraniano. Los primeros han sido dos graneleros con carga de cebada y maíz para abastecer, principalmente, al sector ganadero de la región.

Sofie Bulker y Seajoy son los dos buques bulk carrier que han transportado 27.000 toneladas de cebada y 63.000 de maíz, respectivamente, hasta el puerto de Cartagena. La operativa ha estado coordinada por Ership ha puesto en funcionamiento dos de las siete grúas autopropulsadas que tiene en el puerto de Cartagena.

Ership dispone de una capacidad de 200.000 metros cuadrados de almacén, disponibles también para otros tráficos de sectores como el de materiales para la construcción y la energía que demandan de más rapidez. Cuentan además con el modelo de grúa más grande del mercado capaz de mover unas 2.000 toneladas por hora directamente del muelle al barco.

Desde la Autoridad Portuaria confían en que estos primeros buques sean los primeros de muchos más barcos de cereal a lo largo del año, lo que contribuirá a consolidar el incremento de casi el 20% experimentado durante el primer semestre de 2022 en este tipo de tráficos.

El granel sólido sigue encabezando el crecimiento de la actividad portuaria. Junto con Ucrania, también se suman otros mercados en auge que potencian la llegada de cereal al puerto de Cartagena como Estados Unidos, Alemania, Brasil o Francia.