FM Logistic está en fase de implantación de su proyecto de hidrógeno verde integrado mediante la puesta en marcha de una hidrogeneradora en su centro logístico del municipio toledano de Illescas.

En julio se hicieron las pruebas pertinentes en la fábrica de Sevilla de H2B2, en octubre se instaló en el centro con sus pruebas de calidad y funcionamiento y ahora, junto al Grupo Electrón Coslada, se ha llevado a cabo la transformación de las primeras carretillas que se van a abastecer con hidrógeno y se han realizado las primeras pruebas de repostaje.

Actualmente, FM Logistic utiliza las tradicionales baterías de plomo ácido, que necesitan horas de carga y enfriamiento, una potencia poco uniforme y una autonomía limitada a aproximadamente un turno, por lo que, como con cualquier dispositivo electrónico, se tiene que contar con una batería de repuesto.

Todo esto supone la desventaja de utilizar compuestos corrosivos, de ser más pesadas que las habituales y contar con el riesgo de ocasionar accidentes laborales en las sustituciones.

Esto ha llevado a la compañía a optar por las pilas de hidrógeno para sus carretillas elevadoras que más adelante quiere utilizar de igual manera para uso externo, en camiones y furgonetas.

Cada tipo de carretilla tiene su propio procedimiento para adaptar las pilas, aunque hay tres puntos comunes a todas independientemente de su estructura: rediseñar el compartimento para que la pila, al ser más estrecha que las baterías de plomo ácido, se ajuste sin problema y no se mueva ni se extravíe; incluir un contrapeso para evitar el “efecto palanca” y crear ventanillas de ventilación.

La materia prima principal para la hidrogeneradora es el agua, recurso renovable de bajo coste y fuente de energía, por lo que la empresa la aprovisionará con la misma que procede de la red que abastece a su almacén. Las cantidades utilizadas no son significativas y además una parte se reutiliza para riego y el resto se devuelve a la atmósfera en forma de vapor, con lo que no se altera el ciclo hídrico.

Esta es otra diferencia con respecto a las baterías de plomo ácido, que se utilizan en la mayoría de almacenes, las cuales tienen la posibilidad de derramar ácido, compuesto químico peligroso para el personal del almacén y el medioambiente.

El siguiente paso será completar la fase de pruebas y resolución de incidencias y con ello ya estará la hidrogeneradora disponible para su utilización dentro de la normalidad operativa del centro.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px