El presidente del organismo público Puertos del Estado, José Llorca, ha asegurado este pasado viernes, que España ha pedido un aplazamiento en la revisión del modelo de estiba porque considera que en este momento es «prácticamente imposible» cambiarlo, puesto que el país se encuentra en «la última fase de la presente legislatura»ante la convocatoria de las próximas elecciones generales en diciembre.

Llorca ha realizado estas declaraciones, tras la clausura de la Asamblea General de la Asociación Internacional de Empresas Amarradoras en la que ha tomado parte.

Por tanto, ha remarcado que desde el Ejecutivo se ha pedido a la Unión Europea un aplazamiento respecto al cumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que declaró ilegal la normativa española que obliga a las empresas estibadoras a contratar a sus trabajadores a través de empresas de gestión de personal SAGEP (Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios), a ser socios y participar en el capital de éstas y a tener una participación del 25% de relación laboral común.

Este aplazamiento, que supone pasar “la patata” al próximo ejecutivo que salga de las elecciones de diciembre, es la constatación de la falta de voluntad de las distintas partes implicadas en buscar una solución al problema de la estiba, tras nueve meses de propuestas y reuniones, desde que se conociera la sentencia del TJUE el pasado 11 de diciembre.