Los activos logísticos copan las mayores revalorizaciones del mercado inmobiliario español

Los activos logísticos copan las mayores revalorizaciones del mercado inmobiliario español, como consecuencia de un mercado con un buen equilibrio entre oferta y demanda, rentas contenidas y rentabilidades comprimidas.

Miércoles, 27/04/2022 por CdS

CBRE contempla una buena absorción de los activos logísticos en el mercado.

Las valoraciones de los activos inmobiliarios mantendrán su tendencia positiva durante el primer semestre de 2022, según los datos del último informe Valuation Market Trends elaborado por CBRE.

Con más detalle, el mercado logístico continúa su escalada dentro del inmobiliario español y se mantiene como el tipo de activo que tendrá una mayor revalorización.

Según la consultora, en este momento, los activos en Madrid y Barcelona podrían cerrar la primera mitad con una revalorización semestral superior al 10% y acumulada por encima del 30% respecto al período prepandemia.

Así mismo, esta misma tendencia al alza se detecta también en ubicaciones secundarias como Valencia y Zaragoza, en las que la revalorización esperada para este primer semestre de 2022 es de un 10% y 9%, respectivamente.

CBRE estima que el mercado logístico continuará siendo el principal protagonista del mercado inmobiliario en España, volviendo a ser el tipo de activo que tendrá una mayor revalorización a cierre del primer semestre de 2022.

A la vista de que se mantienen las tendencias acentuadas a lo largo de la pandemia, con el comercio electrónico actuando como motor seguro, no se espera ningún giro en la corriente del sector y, en consecuencia, la compañía estima para el cierre de 2022 que el volumen de inversión si sitúe en torno a los 2.000 millones de euros, en torno a un 5% por debajo del registro del año pasado.

En esta misma línea, CBRE contempla una buena absorción de los activos logísticos en el mercado, con una tendencia estable en rentas y un sano equilibrio entre oferta y demanda, dado que este año se mantiene el desarrollo de nuevos proyectos que, según la empresa, aportarán estabilidad a los niveles de disponibilidad.

En esta coyuntura, según la compañía, la compresión de yields se coloca por debajo del 4%, con un sector que se mantiene en ebullición, con apetito inversor y liquidez, circunstancia que supondrá que las rentabilidades se compriman a niveles no observados con anterioridad en el segmento.

Concretamente, la rentabilidad prime de los inmuebles logísticos comienzan 2022 con un 3,9%, mientras que en el caso de los activos de última milla el registro retrocede hasta el 3,75%.