Los armadores europeos se han mostrado preocupados por los ataques de piratas en el Golfo de Guinea, tras el último incidente acaecido en el sur de Nigeria, que involucró a un presunto barco pirata y la fragata danesa Esben Snare y resultó en la pérdida de vidas.

En este sentido, Ecsa considera que la situación en el Golfo de Guinea ha sido una de las principales prioridades para el sector naviero europea en los últimos años., dado que el número de incidentes de piratería y el nivel de violencia provocan una gran preocupación para el transporte marítimo comercial y para la seguridad y protección de la gente de mar que navega en la zona.

Como consecuencia, la entidad sigue apoyando plenamente las actividades de la Unión Europea en el Golfo de Guinea, incluido el mecanismo de presencia militar marítima coordinada puesto en marcha en enero de este mismo año.

La organización internacional estima que este dispositivo constituye un paso positivo para coordinar los recursos de los Estados miembros en la región, así como para fomentar la cooperación y capacidad con los estados ribereños.

Sin embargo, para los armadores europeos, el incidente reciente muestra que se requieren más medidas para abordar este problema y que la presencia de buques militares es clave para garantizar que los buques y su tripulación puedan transitar de manera segura en el Golfo de Guinea.

Consecuentemente, la Ecsa pide a los Estados miembros de la Unión Europea que consideren este tema como una cuestión de alta prioridad y que asignen los activos adecuados para fortalecer la seguridad marítima en la zona.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px