consignatarios barcelona

Se ha recordado la necesidad de apostar por un transporte marítimo más limpio.

La Asociación de Agentes Consignatarios de Buques de Barcelona ha celebrado una jornada sobre el impacto de la normativa IMO 2020 en el sector marítimo, en la que se han abordado los nuevos límites de contenido de azufre en los combustibles marinos, que entrarán en vigor el 1 de enero.

Más de 100 profesionales han participado en este evento, donde se han remarcado los beneficios ambientales que supondrá esta regulación, pese al impacto disruptivo que tendrá tanto para el sector marítimo como para las refinerías de petróleo y los proveedores de combustible.

Los asistentes han podido conocer las diferentes opciones de combustible que existen actualmente en el mercado para cumplir con la nueva norma de la Organización Marítima Internacional.

Durante la jornada, se ha profundizado sobre los nuevos combustibles bajos en azufre, VLSFO, el gasóleo marino, los sistemas de depuración de gases de escape, también conocidos como ‘scrubbers‘, y el Gas Natural Licuado.

En este sentido, se ha recordado la necesidad de apostar por un transporte marítimo más limpio, aumentando la concienciación social sobre la contaminación marina.

Diferentes operadores marítimos y proveedores de combustible marino han intervenido en este evento presentado por el propio presidente de la Asociación, Jordi Trius, y que ha contado con la participación de la presidenta del puerto de Barcelona, Mercé Conesa.