La distribución o la logística tradicional «están asistiendo a una transformación llevada a cabo por grandes operadores comerciales de la talla de Amazon». Así lo señala el vicepresidente de CBRE España, Javier Kindelan, en un artículo en el que analiza las cinco innovaciones que revolucionarán el futuro inmobiliario, estando la primera de ellas directamente ligada con el sector inmologístico.

Según Kindelan, los grandes operadores comerciales están revolucionando la distribución convencional de bienes no perecederos y comienzan a tener presencia también en el mercado de perecederos.

Sus estrategias están modificando los modelos de negocio de paquetería tradicional y presionando a otros comercios y grandes superficies, «que deben integrar estas soluciones en su logística para poder competir y adaptarse al cambio de los modelos de distribución».

Por otro lado, «si recientemente hemos conocido la posibilidad de las entregas en horas, en el futuro asistiremos al desarrollo de la Co-Logística o Co-Paquetería», es decir, la llegada de usuarios privados a la entrega de paquetería y la utilización de los propios coches compartidos para la recogida de bienes.

Para el vicepresidente de CBRE España, todo esto supondría un importante cambio en los métodos de distribución y de configuración de los propios espacios, que deberían adaptarse a estas medidas.

De este modo, es de esperar que cambien las dimensiones, ubicaciones y configuraciones de las naves logísticas tradicionales y, en especial, las de paquetería en entornos más urbanos, mientras que las modificaciones de los hábitos de consumo y compras afectarán al sector inmobiliario industrial, influyendo en el diseño de los espacios inmobiliarios y propiciando la incorporación de más zonas de cargas eléctricas y de recogidas exprés, entre otras actuaciones.