La Autoridad Portuaria de Gijón prevé que el enclave termine el presente ejercicio con un tráfico de mercancías total de 16,7 millones de toneladas, un 4% más en que 2020.

En la positiva evolución del movimiento de mercancías del recinto gijonés han tenido mucho que ver los crecimientos en los volúmenes de mineral de hierro y carbón siderúrgico a través de la EBHI, cuyo tráfico ha aumentado el 38%, hasta alcanzar las 9.342.573 toneladas.

De igual modo, también se registra un incremento de más de un 19% en los graneles líquidos, debido sobre todo a combustibles.

Sin embargo, el trasiego total de graneles sólidos en la dársena han perdido 1,9 millones de toneladas, afectados en gran medida por la caída en el movimiento de carbón, con 2,8 millones de toneladas.

Por último, la mercancía general también se ha visto afectada por la disminución de las toneladas transportadas por contenedor, con 227.863 menos, aunque, por otro lado, el tráfico de productos siderúrgicos ha crecido por encima de 100.000 toneladas.

Así mismo, el consejo de administración de la Autoridad Portuaria, además, de revisar estos tráficos, también ha dado el visto bueno a la ampliación en diez años de la concesión que tiene Duro Felguera.

Además, también se ha aprobado la licitación de las obras para ejecutar la segunda fase del cierre perimetral de las instalaciones portuarias, por un importe de 2.635.546 euros.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px