hubs-urbanos-madrid-jul-19

De izquierda a derecha, en la mesa: Javier Inchauspe, Manuel Molins, Pablo Gómez, Alberto Larrazábal y Jesús Lacasia.

El auge del comercio electrónico obliga a la distribución urbana a reaccionar con rapidez para adaptarse a un escenario mutante, en el que lo que era válido hasta hace unos meses deja de serlo sin que las alternativas que se plantean garanticen un recorrido a medio plazo.

Sin embargo, parece que la tendencia más extendida en los dos últimos años se centra en acercar los stocks lo máximo posible a los clientes finales, con el fin de reducir costes, facilitar la operativa de vehículos de energías alternativas, con el condicionante que marca la autonomía de los vehículos eléctricos, asegurar la efectividad de las entregas para evitar fallidos y facilitar la gestión de la logística inversa.

En este sentido, el desarrollo de hubs urbanos para el reparto de paquetería de e-commerce ha sido objeto de debate en una mesa redonda organizada el pasado martes por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid.

Partiendo de la base de que no existe una solución única para la distribución urbana, ya que cada ciudad cuenta con sus propias particularidades, la tendencia se centra en potenciar la colaboración tanto entre los diferentes operadores como entre el sector privado y las administraciones municipales para buscar soluciones óptimas.

De igual modo, a la hora de buscar emplazamientos para los hubs urbanos hay que tener en cuenta tanto las necesidades del reparto, como la necesidad de encontrar una rentabilidad para estas instalaciones que deberían suponer una inversión mínima, con rentas que, para el caso de Madrid, no deberían de superar los siete u ocho euros por metro cuadrado y mes para que el modelo fuera económicamente sostenible.

Así mismo, el modelo para el reparto de paquetería de comercio electrónico del futuro a medio plazo debe buscar una mayor sostenibilidad medioambiental, sobre todo en cuanto a optimización de los repartos para evitar duplicidades, algo que sin duda potenciará la colaboración entre operadores para buscar sinergias.