Todas las furgonetas y camiones que se matriculen a partir este miércoles 11 de noviembre de 2015 contarán con la tarjeta ITV de características técnicas en formato electrónico.

Tal y como aprobó el Consejo de Ministros el pasado mes de juliolos fabricantes e importadores de vehículos de las categorías M de autobuses y N de camiones, así como a los del tipo BL correspondiente a ciclomotores, motocicletas y similares, deberán expedir la tarjeta ITV obligatoriamente en soporte electrónico.

Para ello, la Dirección General de Tráfico ha desarrollado un sistema electrónico de envío de fichas técnicas por parte de los fabricantes, importadores y representantes de vehículos (FIR), los cuales, por vía telemática, enviarán los datos técnicos de los vehículos a un registro de vehículos prematriculados que la DGT ha creado al efecto.

Una vez que Tráfico asegure que los datos son correctos, enviará a los FIR un Número de Identificación del Vehículo (NIVE), que adquirirá una gran importancia al ser el número que identifica de manera única dicho vehículo.

Entidades financieras y concesionarios

En el proceso de matriculación de vehículos existen, junto a los FIR y la DGT, otros agentes implicados como son las entidades financieras y los concesionarios, por lo que el sistema desarrollado por Tráfico incluye a los mismos.

En el caso de las entidades financieras, el sistema garantizará que ningún vehículo financiado sea matriculado hasta que las propias entidades informen a la DGT que el vehículo se puede matricular. Por su parte, los concesionarios deberán informar a Tráfico por vía telemática de la persona que adquiere el vehículo.

A día de hoy la gran mayoría de fabricantes de vehículos ya están integrados en el proyecto eITV y en el mes de octubre prácticamente el 50% de los vehículos matriculados disponían ya de ficha electrónica.

Cabe destacar que esta nueva norma no afecta a la validez de las fichas técnicas en formato papel emitidas anteriormente, que seguirán siendo válidas.