La venta online de los productos frescos aún está en una fase incipiente.

La venta online de los productos frescos aún está en una fase incipiente.

Los productos frescos serán clave para el verdadero desarrollo de la venta on-line de alimentación y un elemento de diferenciación entre los actores del mercado, si bien la venta on-line de este producto se encuentra actualmente en un fase muy incipiente.

Así se desprende del estudio ‘Escenario y oportunidades de negocio e-Commerce en alimentación’, que comprende el segundo informe encargado por Mercabarna en este ámbito, y que ha sido presentado este miércoles 27 de abril en el marco de la Feria Alimentaria que se está celebrando en Barcelona.

El estudio resalta la consolidación del comercio electrónico en España, que ya es utilizado por 22 millones de personas de entre 16 y 74 años, con un gasto medio de 1.100 euros al año en 15-16 compras.

Durante la presentación del estudio, Ricard Madurell, codirector de la consultora Market AAD y autor del informe, ha destacado la evolución del e-commerce en alimentación B2C. Según ha explicado, las previsiones apuntan a que en 2015 el negocio del e-commerce en España se cierre con una cifra récord de 20.000 millones de euros, y en 2016, con 25.600 millones de euros, con un crecimiento interanual del 29,2%.

Actualmente, el sector del e-commerce en alimentación representa el 2,2% del total del comercio electrónico, y el sector del producto fresco un 0,8% del total del sector alimentación. Y es que sólo un 13% de los compradores on-line de alimentación compran producto fresco.

Experiencia sensorial con el producto on-line

Según indican desde Mercabarna, las empresas que quieran abordar el comercio on-line también deberán tener en cuenta los retos derivados de la complejidad de los diferentes procesos logísticos, así como de la construcción de una experiencia de usuario y de compra.

Mercabarna presenta en Alimentaria su segundo estudio sobre e-commerce

Mercabarna ha presentado en Alimentaria su segundo estudio sobre e-commerce.

Por ello, algunas empresas que venden sus productos únicamente a través de la red están abriendo tiendas off-line, para que sus potenciales clientes puedan tener una experiencia sensorial con el producto antes de adquirirlo. Esta experiencia es muy importante cuando se trata de negocios de alimentación.

Entre las conclusiones del estudio destaca la importancia del canal on-line, ya que permite a las empresas conectar con nuevos sectores de la demanda, que mantienen unas pautas de compra en profunda transformación.