Los puertos de Normandía han recibido el 2 de enero a los primeros ferries procedentes de Reino Unido que debían someterse a las nuevas reglas aduaneras. El buque Seven Sisters, de DFDS, ha atracado en Dieppe procedente de New Haven, mientras Le Cotentin, de Brittany Ferries, ha llegado de Poole al puerto de Cherbourg, y el Armorique, de la misma naviera, ha viajado desde Postsmouth a Caen-Ouistreham.

Los tres puertos habían puesto en marcha diversas medidas para prepararse para este nuevo periodo y conseguir que las nuevas obligaciones aduaneras, que además conviven con las recomendaciones sanitarias por el Covid-19, no afectasen al flujo de mercancías entre ambas zonas.

Tanto la entidad de Puertos de Normandía como los responsables de cada una de las instalaciones han colaborado estrechamente con los servicios aduaneros, el departamento de Policía de fronteras y el Ministerio francés de Agricultura y Alimentación.

Esto ha supuesto en el acondicionamiento de los edificios de Servicios de Inspección Veterinaria y Fitosanitaria, así como la instalación de nuevos puntos de control aduanero, una nueva oficina de declaración aduanera y aparcamientos. También se han habilitado unidades para el control de mascotas y se ha instalado nueva señalización.

Nuevas inversiones

En total, se han invertido más de ocho millones, que han permitido también establecer una frontera física para reorganizar los espacios, y asegurar tanto el control en las escalas como la fluidez del tráfico.

Además, se ha revisado la organización de las terminales. De hecho, se han habilitado los almacenes existentes en Dieppe y Ouistreham, aunque se prevé construir unos nuevos más cerca de las terminales o incluso dentro, mientras que en Cherbourg, el puesto de control se ubicará seguramente dentro. 

Por otra parte, la Aduana ha implantado el sistema SI Brexit, que indica el estado aduanero de cada remolque, de modo que el conductor sepa antes de desembarcar si es necesario realizar algún control más. Este desarrollo informático permitirá seguir la evolución de los vehículos que circulan por el puerto.

Para complementar estos trabajos, Puertos de Normandía ha realizado diferentes operaciones de sensibilización con concesionarios y navieras para que estén lo mejor preparados posible ante las novedades en los controles.