Siguen abriéndose nuevos frentes en la dura batalla que tienen abierta las centrales sindicales contra la dirección de Correos, en un momento en que el operador público vive un proceso de transformación crucial para su futuro, tal y como sucede en el sector postal que se enfrenta a un declive a escala global.

En este sentido, la Fundación Estatal para la formación en el empleo, Fundae, ha obligado a Correos, ante una reclamación presentada por Comisiones Obreras y UGT, a devolver los fondos formativos correspondientes al período que va del 1 al 27 de enero de este mismo año.

Esto se ha debido, según apuntan los sindicatos, a que el operador postal público se ha negado a negociar con los representantes sindicales, así como a que se han empleado fondos en cursos para directivos, lo que, como alegan, constituye «una manipulación de fondos públicos intolerable en una empresa del Estado».

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT afirman que «no podemos permitir que continúe esta manera de hacer las cosas en la actividad formativa de Correos y, como representantes de los trabajadores, no vamos a bajar la guardia para que se utilicen todos los fondos y subvenciones formativas conforme a derecho«.

De igual modo, las centrales sindicales señalan que esta situación «no hace sino reafirmar la mala fe negocial de esta nueva cúpula directiva con la que están llevando todos los asuntos de la empresa«.