Comisiones Obreras ve en el nuevo Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos una «extraordinaria oportunidad para insertar el proyecto de un correo público de país en la agenda del Gobierno».

Así mismo, la central sindical también estima que el actual presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, al que ha podido verse en la presentación que realizó este pasado martes José Luis Ábalos del nuevo Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, también seguirá al frente del operador postal público, toda vez que también repiten el propio Ábalos y María Jesús Montero al frente de Hacienda.

Consecuentemente, Comisiones Obreras estima que con el nuevo Ejecutivo se abre una «oportunidad de desarrollar un potente proyecto de Correos» y, en este sentido, pide que se apruebe «sin más dilación, el Plan de Prestación del Servicio Postal Universal con una financiación suficiente», así como que se ponga en marcha un plan estratégico para aumentar los ingresos de la empresa pública y potenciar su internacionalización.

Por otra parte, el sindicato insiste también en «transitar hacia un nuevo IV Convenio Colectivo y Acuerdo de eficacia general» sin el que, a su juicio, «no es viable, ni éste, ni ningún otro Plan Estratégico».

De igual modo, pese a que Comisiones acoge con satisfacción la configuración de un nuevo Gobierno, tampoco descarta «escenarios de movilización» para la consecución de sus objetivos y aguarda a la inminente Ley de Presupuestos para ver si las cosas cambian en el sentido que desean.