Tras una semana de encierro en la sede de Puertos del Estado, en Madrid, los delegados de UGT, CCOO y CIG se reafirman en que no abandonarán esta movilización hasta que no se produzca otra reunión para desbloquear la aplicación del III Convenio Colectivo de Puertos del Estado y las Autoridades Portuarias, y del Acuerdo Administración-Sindicatos.

El convenio, firmado hace más de año y medio, sigue sin aplicarse por decisión del Ministerio de Hacienda a través de la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones, y por la pasividad del Ministerio de Transportes, que señala al primero como «escollo principal» para su aplicación.

Desde los sindicatos recuerdan que los trabajadores de los organismos portuarios han demostrado su compromiso con la prestación de los servicios públicos esenciales, a pesar de haber sufrido «todo tipo de recortes» durante la crisis económica y haber obtenido negativas a la negociación durante más de 10 años.

En el actual contexto de crisis sanitaria, económica y social, los profesionales han cumplido con su deber, pese a tratarse de una situación excepcional, lo que ha garantizado el abastecimiento de la población a través de los distintos modos de transporte.

No obstante, en un momento en que la garantía de los servicios públicos esenciales está en juego, los organismos sindicales quieren hacer hincapié en que la formación y cualificación de los trabajadores es la mejor forma de responder a las necesidades de la ciudadanía.

Precisamente, el convenio pactado era el documento que daba respuesta a esta problemática, por lo que hasta que no empiece a aplicarse, «las movilizaciones estarán más que justificadas«.