La Asociación Nacional de Empresas de Transporte, Transportave, que está federada en Fenadismer, ha denunciado la crítica situación que están atravesando en la actualidad los transportistas de todas las especialidades.

Tras una reunión con operadores tanto de larga distancia como de transporte local, ha concluido que todos se encuentran «en una situación lamentable«, pues a pesar de la gran demanda de trabajo, «está tan mal pagado que no compensa«.

Desde su posición, quieren hacer un llamamiento para modificar la actitud de los cargadores y demás participantes de la cadena logística, pues de no revertirse se llegará a una situación de desabastecimiento.

La insostenibilidad del sector puede terminar «sumiendo en la más absoluta miseria al transportista«, por lo que el consumidor podría llegar a tener dificultades para adquirir productos de primera necesidad.

El momento es crítico y de máxima urgencia, dicen en Transportave, que reclama utilizar el sentido común si no se quiere «llegar a una situación de colapso en un tiempo récord«. De hecho, aseguran que esto podría darse incluso antes de final de año, debido a la imposibilidad de asumir los costes por parte del pequeño transportista, que no puede repercutirlos a su cliente.

A todo esto se suma el problema del intrusismo en el sector, así como la competencia desleal, a través de las llamadas ‘empresas buzón‘. Por ello, exigen también una respuesta urgente por parte de las asociaciones de transporte.