distribucion-urbana-en-madrid

El sector del transporte y la distirbución espera una reunión con el Ayuntamiento de Madrid para saber cómo les afecta Madrid 360.

El flamante proyecto del ayuntamiento madrileño ‘Madrid 360’, llamado a sustituir al polémico Madrid Central, no solo no ha despejado la incertidumbre de los transportistas autónomos madrileños que realizan servicios de distribución en la capital, sino que, además, parece haber agravado esta situación de tensa espera para ver en qué se traduce finalmente este proyecto político.

Además, como suele ser habitual, el sector del transporte y la distribución se queda el último para las reuniones de consultas, ya que, en este sentido, el Comité Madrileño de Transporte se encuentra  a la espera de mantener una reunión de trabajo con los responsables municipales, una reunión en la que, como informa ATA, deben clarificarse todos los aspectos relacionados con el modo en que esta normativa afecta al transporte en la capital.

Según datos manejados por esta organización, de cumplirse la ordenanza, tal y como ahora se conoce, «aproximadamente el 35% de los vehículos no podrían acceder a las zonas afectadas dentro de tres meses y lo que es igualmente relevante, el 65% de los vehículos restantes con posibilidad de entrar, no son capaces de asumir la carga de trabajo generada».

Por estos motivos, la institución considera «urgente conocer la postura del ayuntamiento y las medidas planteadas, ante el riesgo, nada irreal de un posible desabastecimiento«, al tiempo que señala que «no se trata de una medida que afecte al transporte, sino que por su dimensión y consecuencias, puede convertirse en una medida que afecte a la totalidad de la población».